La recompensa de la grulla
鶴の恩返し

©Traducción de Ignacio Suárez Beauville
ignaciob@terra.es

Hace mucho, mucho tiempo, en algún lugar vivía una pareja de ancianos muy pobre. Un día el anciano oyó el grito de una grulla que había caído en una trampa. Al verla, se compadeció y decidió soltarla. Esa noche le contó a su mujer sobre lo ocurrido y ella le dijo: "Hiciste bien, yo estoy contenta también", y ambos se alegraron. En ese momento, alguien llamó a la puerta: "toc toc...". El anciano salió y se encontró una muchacha muy hermosa que le dijo: "Me he perdido, ¿Podría quedarme en su casa esta noche?". Los ancianos, que eran muy amables, no dudaron en invitarla a dormir.

Esa noche los tres conversaron y ella les contó que no tenía casa a donde ir ni familia con quien estar. Los ancianos le propusieron: "¡Queremos que seas nuestra hija!". La chica se puso muy contenta. Al rato los tres se fueron a descansar. Al día siguiente, la chica se levantó muy temprano para preparar el desayuno, pero no había ni arroz ni "miso" [miso: pasta de soja fermentada muy utilizada en la cocina japonesa]. En ese momento, la chica vio un telar mecánico en una habitación contigua y en unos instantes empezó a oirse su sonido.

Cuando los ancianos se despertaron, la chica les entregó una pieza de tela bellísima diciéndoles: "vendan esta tela y compren lo necesario para vivir". Ellos se sorprendieron y se alegraron mucho. El anciano recibió mucho dinero a cambio de la pieza de tela, ya que ésta era muy bonita, y compró lo necesario para vivir además de un peine muy bonito para la chica.

Esa noche los tres estaban muy contentos y se quedaron hablando hasta muy tarde. En eso el abuelo dijo: "vamos ya a dormir", pero la chica contestó: "Yo voy a continuar trabajando un poco más". Los ancianos se sorprendieron y le dijeron: "¡No!. Ya has trabajado demasiado hoy. Es mejor que descanses". La chica contestó: "Quiero hacer más piezas de tela para ustedes pero quisiera pedirles un favor; no entren a la habitación cuando esté trabajando.". El anciano preguntó sorprendido: "¿Cómo?. ¿No podemos verte trabajar?". La chica contestó: "No, por favor; quiero que me prometan que no lo harán."

Los ancianos no entendían la razón por la cual la chica les pedía eso pero asintieron con la cabeza. La chica tejía cada noche una pieza de tela, y se vendían como churros, pero cada día se ponía más delgada y falta de ánimo. El anciano le decía: "¡Tienes que descansar!, ¡no trabajes demasiado!", pero la chica respondía: "voy a seguir trabajando sólo un poco más" y entraba en la habitación. Los ancianos no podían dormir pensando en la salud de la chica.

Una noche, el anciano no pudo contenerse y dijo: "voy a verla", la anciana replicó: "Tenemos que cumplir con nuestra promesa". El anciano, haciendo caso omiso a su mujer, se dirigió a la habitación donde se encontraba trabajando la chica. Miró a través de la puerta que estaba entreabierta y para su sorpresa vio una grulla trabajando allí. La grulla utilizaba su pico para quitarse plumas, las cuales utilizaba para decorar las hermosas piezas de tela que hacía. Advirtió que estaba siendo observada y se disfrazó nuevamente de mujer.

La chica abrió la puerta y le dijo al anciano: "soy aquella grulla que liberó de la trampa. Por salvarme la vida quise devolverle el favor y para ello se me dió la oportunidad de convertirme en un ser humano por una sóla vez y venir aquí, pero ya no puedo permanecer más con ustedes. Deseaba convertirme en su hija para siempre". La chica retomó su apariencia original de grulla y levantó el vuelo. El anciano al verla volar pensó: "Perdóname. ¡No nos olvides!" y le lanzó el peine que le había regalado a la "chica". La grulla lo cogió y se alejó volando.

...y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

昔々、ある所にとても貧乏な老夫婦が住んでいました。ある日、夫は罠にかかっ た鶴の鳴き声を聞きました。夫は鶴を見た時同情して、自由にする事にしました。

    その夜、夫はおこった事について妻に語りました。そして、妻は「いい事をしたね。私も嬉しいよ。」と言って、二人は喜びました。その時、誰かが「トントン」と戸を叩きました。夫は家から出て、とても奇麗な女の子を見つけました。 彼女は「道に迷いました。貴方々の家に今夜泊めて下さいますか」と言いました。

    その夫婦はとても優しいので、迷わず彼女を泊めてあげました。その夜、三人は会話をして、夫婦に彼女は、「帰る場所さえなく、一緒にいる家族もいません」 と言いました。夫婦は「私達はあなたが私達の娘になってほしい」と提案しまし た。彼女はとても喜びました。少し後で、三人は休みに行きました。

    次の日に、彼女は、朝御飯を準備しておく為に朝早く起きましたが米も味噌もありませんでした。その時、彼女は、横の部屋に、織機が見えました。そして、 あっと言う間に、織機の音が聞こえ始めました。夫婦が起きた時、彼女はとても 美しい布を夫婦に渡しました。そして「この布を売って生活に必要な物を買って下さい」と言いました。彼等はびっくりして、とても喜びました。

     布はとても美しかったので、おじいさんは、たくさんのお金を受け取って生活に必要な物を買いました。その上、とても可愛い櫛を彼女に買いました。

     その晩、三人は、とても嬉しかったので、とても遅くまで会話をしていました。 その時、おじいさんが「もう寝ましょう」と言ったのに彼女は、「もう少し織り続けます」と答えました。夫婦は、びっくりして、「だめ、今日は、もう織らなくていいよ。休む方がいいよ」。彼女は、「あなた達の為にもっと織りたい、けど一つお願いしたい事があります。私が織っている時、部屋に入らないで下さい」と答えました。おじいさんは、びっくりして「えっ?あなたが織るのを見れないのですか」と尋ねました。彼女は、「だめです、貴方々がそうしない約束をして欲しいです」。

      夫婦は、彼女がそう頼んだ理由が分かりませんでしたが、うなずきました。 毎晩、彼女は、布一枚を織りました。その布は、焼き立てのパンの様に売られました。しかし、彼女は日に日に痩せて行き、元気がなくなっていきました。

      夫は「休まなければいけないよ。頑張り過ぎないで」と彼女に言っていましたが、「もう少しだけ織るつもりです」と答えて、部屋に入っていました。夫婦は彼女の健康について思うばかりで寝られませんでした。

      ある晩、夫は我慢出来ず「彼女を見に行く」と言いました。婦人は「約束を守らなければならないわ」と言いました。夫は、婦人の言う事を聞かず、彼女が 織っていた部屋に向かいました。少し開いていた扉を通して見ました。そして驚いたことに鶴が織っているのを見ました。

      鶴は羽を引き抜く為にくちばしを使っていました。その羽は、織っていた美しい布を飾るために使われていました。鶴は、見られていたのに気づいて、女にもう一度変装しました。

      彼女は、扉を開けて、おじいさんに話しかけました。「私はあなたが罠から助けたあの鶴です。私の命を助けてくれたので、恩を返したかったのです。その為に一度だけ人間に変わってここに来るように機会を与えられました。しかし、私はあなた方と一緒にもういられません。いつまでも貴方々の娘でいたかったです。」

      彼女は元の姿に再び成って飛び去りました。おじいさんは、鶴が飛ぶのを見て、「ご免よ。私達を忘れないで下さい」と思って鶴に彼女に贈った櫛を投げました。鶴は、それを取って離れて飛んで行きました。  

    めでたし、めでたし、この物語は終りました。

  成毛淳一
イグナーシオ




©Copyright Ignacio Suárez Beauville
Correo electrónico: ignaciob@terra.es
Web: http://www.geocities.com/nihongobakari